30 mar. 2010

San José del Pacífico, Oaxaca

Tras dos horas de pedir ride en la salida de Miahuatlán, Carlos y Marisol de Guadalajara se apiadaron de estos pobres mochileros.


¿Pagar por transporte? ¿Qué somos, ricos?


Carlos y Marisol nos llevaron lejos.


San José del Pacífico, un pueblo ubicado en lo más alto de la sierra, es padrísimo, pequeñísimo y huele a leña quemada. Ahí la gente va básicamente a dos cosas: a quedarse un par de noches en una de las cabañas que son el 75% del pueblito y tienen vista a la sierra, o en busca de experiencias psicotrópicas comiendo hongos.


Algunas de las cabañas.


Nos hospedamos en la Casa de Doña Catalina (la casa verde de la foto), un refugio para viajeros en el que por 100 pesos tienes derecho a cama y tres comidas al día.


Salió movida, pero nos gusta!


La vista desde el hostal.


¡Hasta se veía el arcoiris!


Un burrimomento durante la caminata matutina por la sierra.



Y un perrimomento.


El dormitorio.


En la puerta del baño del hostal. Cuidemos a la naturaleza, hermano.

Detalle del hostal.

Más detalles. La puerta del dormitorio.

Conocimos a varios personajes aquí, como Richard, quien insistía en que compráramos raíz de tepezcohuite para fumar; un gringo loco que tocaba los tambores mientras cantaba “pizza… pizza… más pizza… más pizza”, y dos chicas regias que son la onda, Samantha y Andrea, quienes venían de regreso tras pasar unos días en la playa Zipolite, donde les hicieron un par de tatuajes bastante chidos. Sobra decir que el ambiente en este lugar es relajadísimo. Paz y buena vibra para todos…

El tatuaje nuevecito de Andrea. Es un hongo. Con un hada.
Se lo hizo doña Catalina, en Zipolite... por si se les ofrece.

La despedida.



6 comentarios:

  1. con solo ver las paredes te alicinas.. creo que no se necesita mas jjaaja

    hermanoss por que no me invitaron ahi? jajajaa

    saludos y que sigan elevandoseee!!
    (me acorde de un huevo cartoon)

    ResponderEliminar
  2. sí, estuvo agradable la verdad jajaja

    muy chidín el lugar :)

    ResponderEliminar
  3. que fuerteeeeeeeeee carnal, que fuerteeeeeeeeeeeeee!!!

    ResponderEliminar
  4. Hagan algo por salvar los bosques de San Josè. Existe un fulano alcoholico dueño del aserradero que està a la entrada que està destruyendo todos los bosques cercanos. Tenemos que denunciarlo en SEMARNAP

    ResponderEliminar
  5. Hola, me encanto tu narración hay otro lugar en mexico donde sea similar? como en real de catorce? o en michoacan? Mariana teofagia@hotmail.com

    ResponderEliminar