1 mar. 2011

Madrid caótico, bello, artístico y funcional

Tras estar en Barcelona con sus calles cuadriculadas y en perfecto orden extrañábamos ya un poco el caos de calles que suben, bajan y terminan inesperadamente a su antojo, así que nos ha encantado Madrid. Lo más divertido ha sido comparar el español mexicano con el español de nuestros amigos madrileños y reír a mares con palabras que escuchamos por primera vez: “descalabazada”, “chachi”, “repanpinfla”. O ver la forma desenfadada en la que todos (incluso los conductores de tv) usan palabras como “tetas” y “culo”, las distintas formas del verbo cagar, como cuando es usado para enfatizar: “Hace un frío que te cagas” o para insultar: “me cago en…
- la leche
- la hostia
- tu madre
- la puta que te parió
- todo lo que se menea (?)”, y un largo etcétera. Y claro los clásicos joooer (joder), hostia, tío y vale. En fin, que ¡nos encanta Madrid! Va el recuento gráfico.










En el centro, los nombres de las calles están ilustrados.




¡La Puerta de Alcalá! Ahí está, viendo pasar el tiempo.


Ni quien quiera entrar a su palacio, pos éstos.




La catedral de Santa María la Real de la Almudena, frente al Palacio Real.


Por la plaza de puerta de moros, a orillas de Lavapies, un barrio con muchos inmigrantes de diferentes lugares y una gran mezcla cultural, barato y medio cutre, chido para la gente bohemiona. Por cierto, la mitad izquierda del edificio está pintada, por si no lo notaron. 


Mucho arte urbano, en Lavapies. De hecho nos recordó a algunos barrios antiguos de México.









En la placita de Lavapies vimos esta camioneta donde te pueden hacer la prueba del sida en 20 minutos.


¡Poesía!


En medio de la estación de trenes de Atocha, hay un jardincito botánico con tortuguitas.




Actualmente en el metro de Madrid hay esta campaña para fomentar la lectura que nos pareció genial: ponen fragmentos interesantes de libros para que te piques. (Click en la foto
para ver más grande.)


¿Que te falta nalga? No hay problema.


Nuestro asombro con la invasión europea de IKEA no termina; descubrimos que también, ¡venden comida! Mmm, gravlaxsås.


Nos quedamos un par de noches con Tamara y la pasamos muy bien.


Nuestra toalla, secándose en el Parque del Retiro.


Ojo, amigos regios, ¡miren a quién nos encontramos! La vieron en Zipolite, la vieron en Leipzig, y ahora aquí la tienen en Madrid... ¡Indira! Es chido encontrar amigos.




Ese de atrás es Velázquez.


Con Goya y la Maja.


¡La RAE! Origen y solución de tantas discusiones...


Por ahí detrás, la fuente de la Cibeles.




El domingo fuimos a recorrer el Camino de Juan Pablo.

Juan Pablo es uno de nuestros amigos madrileños (extrema derecha en la foto). Tiene un grupo de amigos que cada semana se reunen a hacer senderismo, los "cuantofalta". Este domingo, como Juan Pablo estaba lastimado, hicieron un camino que inició a las afueras de Madrid en un pueblito llamado Nuevo Baztán, tan sencillo y tan para niños que hasta nosotros pudimos acompañarlos. Por cierto que era cumpleaños de JP, y a medio camino hubo picnic con velitas y todo...

(Las fotos con diálogos las tomamos prestadas de su blog: http://loscuantofalta.blogspot.com/)














A la vuelta del recorrido, pasamos por este pueblito, con escala obligada por una cervecita.




Ella es Tere, nuestra amiga y actual anfitriona. Probablemente la recuerden de una de las entradas del blog en Barcelona. Es feliz, alegre, entusiasta, hace yoga, reiki, reflexoterapia, grafología, es periodista, tiene un ojazo y mañana es su cumpleaños.


Y le gusta mostrar cosas a la cámara.


Con Juan Pablo y Tere.



***LOS HOYITOS ESPECIALES DE MADRID***

Por toda la ciudad hemos visto algunos hoyitos especiales cuyo propósito es ayudar a la ecología. Éstos son algunos ejemplos:


A la salida del metro, en los torniquetes, puedes tirar tus boletos usados, para que no los botes ahí nomás.


En los posters de películas que ves en la calle, como éste ejemplo de una película pedorra de Adam Sandler y Jennifer Aniston en la que seguramente, después de divertidas peripecias y enredos, y tras una persecusión final del chico por la chica (posiblemente al aeropuerto), terminarán juntos y feices para siempre -perdón por revelar el final!-, puedes tirar tus pilas usadas para que se vayan al reciclaje. (Click para ver más grande.)


De aquí sacas bolsitas para recoger las pupis de tu perrito.


De éstos sí hay en otros lugares. En Barcelona era muy divertido llevar botellas al container y lanzarlas por el hoyito.

1 comentario:

  1. Chewbacca anda suelto alla?? jaja

    ahi les encargo unos calzones "milagrosos" jaja

    besos :D

    ResponderEliminar