24 sept. 2010

Más escenas de la vida berlinesa

La vida continúa en Berlín... por unos días más. El lunes nos vamos! No hemos encontrado más trabajos, los amigos que aquí estaban comienzan a irse, la mochila tiene ganas de seguir avanzando... el ciclo berlinés se cierra, por ahora. He aquí algunas fotos de las últimas semanas.


Mariana sexy con su look berlinés.


Guenia y Mariana en los túneles del metro.


El Treptower Park (se pronuncia treptouer, no treptawer), está como a 5 minutos de nuestro piso. Tiene este monumento que conmemora el pasado comunista.


A Mariana le dio por irse a hacer ejercicio a este parque.


Una estación del metro cualquiera (foto por Mariana).


Una tarde de sopas en Berlín 

Imagina esto: Una tarde fría y lluviosa, y muchos puestos de sopa. Ahora imagina que llegas con tu plato y tu cuchara, te formas en el puesto cuya olorosa olla te conquiste más, y listo, tienes un plato de sopa humeante, rellenable las veces que quieras y gratis.

No se trata de una convención de indigentes, como una amiga pensó cuando le platicamos la anécdota, sino de un festival que se organizó en el área de Friedrichshain hace algún tiempo en Berlín. Fue una de las cosas más chidas que nos ha tocado ver. Llegamos al festival que abarcaba dos calles perpendiculares.

En cada una de las esquinas que formaba esa cruz había una tarima con un grupo musical. En un punto sonaba alternativo, en otro rockero, en otro latino y en el último gitano-klezmeriano, ahí es donde nos estacionamos con chela en mano.

Además de disfrutar de una rica crema de zanahoria y dos generosos platos de sopa con chili vegetariano vimos a nuestro buen amigo Rudy, quien se encontraba camino a Polonia para reencontrarse con Monika y atestiguar el nacimiento de Emiliano, su primer hijo.

La vida en Berlín tiene muchas facetas, y todas nos encantan.









Una de las bandas.


Con Rudy, nuestro anfitrión en San Cristobal de las Casas.


Tras el festival de sopa, nos fuimos con Rudy al piso donde se estaba quedando con algunas chicas. Resultó que estos españoles (que andaban de despedida de soltero, por eso el traje de San Fermín - el novio era el toro) vieron a las chicas en la ventana y se instalaron abajo a cantar, bailar y tomar vino de su bota. Finalmente, como si no puedes con ellos mejor te les unes, bajamos y nos fuimos todos a un bar.


El perro más feo del Mauerpark.
(El Mauerpark, por si te perdiste los episodios anteriores, es donde vamos a vender fotos. Al principio nos fue muy bien, luego regular.)




Típica pared de Berlín.



Tempelhofer Park: era la pista de aterrizaje de un aeropuerto, y la convirtieron en un enorme parque donde la gente va a hacer ejercicio y a divertirse (imaginen el Parque Fundidora de Monterrey). Fuimos a jugar badminton un rato.


Como habíamos mencionado antes, la comida rápida típica de Berlín, además de las salchichas, es el kebab. Se prepara con carne (generalmente de cordero) de un trompo igualito al del pastor sólo que más grande. Se sirve en una pita con salsa y ensalada adentro.


Kebab de uno de los puestos más populares de la ciudad.


Amanda Sonnenblum.


Otra botana típica: currywurst. Salcicha picada con catsup y curry. Dos-tres.


¿Será que Mariana se hizo pequeñita? 
No, es que fuimos a un parque cerquita de la casa donde hay unas bancotas. No se asusten.




También hay autos viejos cubiertos de pasto artificial.






Un señorcito.

1 comentario:

  1. ahh ya se van y no los alcance ahi (bueno no llego ni a saltillo jaja)

    uff ahora si que menos mal que no acutalizaron tanto por que me perdi 5 dias con internet casi nulo...

    Y ahora esperar a donde iran...

    Besos a los dos..

    ResponderEliminar