30 may. 2010

"La historia del pequeño topo que quería saber quién se cagó en su cabeza"

Éste, niños y niñas, es un libro muy cotorro que nos encontramos en casa de Mieke y Dirk.

Va la traducción libre, con la colaboración de nuestro amigo Maarten.
(Click en cada imagen para hacerla más grande.)


Un día el pequeño topo sacó su cabeza de la tierra para ver si el sol brillaba.
De pronto, le aterrizó una caca en la cabeza.
¡Hey! ¡Qué diablos! -dijo el topo,- ¿quién se ha cagado sobre mi cabeza?
(Era miope y no podía ver nada.)

¿Tú te has cagado sobre mi cabeza?, le preguntó a la paloma, que volaba por ahí.
¿Yo? ¡No! ¡Yo hago así! - y PLETS, cae un charco blanco al lado del pequeño topo.

¿Tú te cagaste sobre mi cabeza?, le preguntó al caballo.
¿Yo? ¡no! ¡Yo hago así!, y plplplplpp, caen cinco bolas frente al topo.
El topo estaba muy impresionado.


¿Tú te cagaste sobre mi cabeza?, le preguntó a la liebre.
No, yo hago así, dijo ella, y dejó caer un montón de caniquitas.


¿Tú te cagaste en mi cabeza?, le preguntó a la cabra.
La cabra le dijo que no y le echó enfrente un montón de caquitas de cabra.


Oh, vaca, ¿tú te cagaste sobre mi cabeza?
¿Yo? Nooo, y PLOP, ahí va el charco verde y amarillo.


Cerdo, ¿te cagaste en mi cabeza?
No, yo hago así. Oink.


En eso se encontró unas moscas felices comiendo caca y se dijo, ajá, éstas me pueden ayudar.
Moscas, ¡identifiquen por favor la caca de mi cabeza!
Ellas la examinaron un instante y emitiron su veredicto: sin duda, era caca de perro.

Entonces el topo dijo ora sí, ya vera ese méndigo perro.
Y fue a buscar al perro del carnicero.

Se sube, se pone en posición y *plip* deja caer su gran venganza sobre el perro.
Entonces, muy feliz, el topo volvió a la tierra.
FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario