8 jul. 2010

Otro poco de Holanda



COMIENDO EDAM EN EDAM
A 45 minutos en camión desde Amsterdam se encuentra Edam, el pueblo que da nombre al queso que todos conocemos.

Es un lugar pequeño con casitas pintorescas, áreas verdes, flores y lagos con cisnes. Los días de mercado son los miércoles, pero puedes comprar queso cualquier día de la semana. Existen diversas variedades, probamos: natural, ahumado, con especias, con nuez y con pesto. Nos decidimos por éste último y fue toda una experiencia comer queso color verde, estaba riquíshimo.

Obviamente abundan las tiendas con souvenirs donde venden zuecos de todos tamaños y colores, y algunos también muy monos de peluche, que son más bien como zueco-pantufla y pañoletas, con estampados muy parecidos a los de los paliacates mexicanos. A unos minutos de ahí está además una granja donde puedes conocer cómo se hace el queso desde cero y también cómo se hacen los zuecos.



Lo siento, Brujas: el título de "pueblito sacado de un cuento de hadas" te ha sido violentamente arrebatado.




No hay NADA feo en Edam.


Y obviamente, hay mucho queso por todas partes.








En este pintoresco parquecito hicimos nuestro picnic con queso verde.


Si tan solo hubiéramos llevado un cuchillo...


* * *



AMSTERDAM SOBRE RUEDAS


Lo mejor que puedes hacer al ir a Amsterdam es rentar una bicicleta y pasear todo el día por la ciudad, o, si tienes condición, lanzarte a uno de los poblados cercanos que ofrecen todas esas postales de molinos sobre campos verdes y mujeres con zuecos que todos esperan ver al llegar a Holanda. Entre los más pintorescos están Volendam y Marken.

Nos divertimos como niños paseando en bici y seguimos la recomendación de Zoli y Moni (nuestros anfitriones húngaros) de visitar la biblioteca de Amsterdam que está ubicada cerca de la estación central. Es el paraíso de los libros. Además de ir a leer o estudiar, puedes checar tu correo en unas modernas computadoras cromadas - algunas incluso están estratégicamente colocadas sobre unos sillones súper cómodos.

SI no eres mochilero, puedes subir hasta el último piso y comer en la cafetería de la biblioteca donde todo huele muy bien. Si eres mochilero, te llenará el simplemente asomarte y admirar la vista de Amsterdam a lo lejos.

También visitamos el Museo de la Pianola (¡sí!, en Amsterdam tienen un Museo de la Pianola) y estábamos ñoñamente emocionados como cuando Patricio y Bob Esponja visitaron el parque del guante. Fue toda una experiencia ver esos instrumentos de más de 100 años y hasta poder tocar uno de ellos.

Y ahí les va una guía rápida de tips:

- Si deciden hacer couchsurfing, tómense su tiempo para escribir una petición halagadora y destacada para su posible anfitrión, ya que ellos pueden recibir hasta 15 peticiones de couch por día, y –valiéndoles madre el sentido original de la página- descartan las que consideran “aburridas, demasiado cortas o simplemente estándar”, de su viva voz.

- Los hostales son caros y en verano están a reventar, reserven con tiempo y consideren que los precios “baratos” son como de 25 euros por persona por noche. Y eso es entre semana; el fin de semana suben.

- Si les da curiosidad el Red Light District pero no se atreven a ir (o sea… bueno), pueden pagar por un tour que les mostrará los lugares importantes, obviamente lo más chido es explorarlo por uno mismo.

- Algunas de las chicas de las vitrinas son en realidad chicos, así que ojo niños, mucho ojo.

- Aunque la juanita es tolerada, está prohibido consumir otras drogas en la calle o en los cafés, o sea está bien, pero tampoco abusen, nada de andar con éxtasis por ahí. Y si la fuman en la calle, como quiera sean discretos. Ojo con los policías. Y con la gente que te quiere vender mota “no autorizada” afuera de las coffeeshops.

- Si se sienten mal después de fumar lo recomendado es beber mucha agua con azúcar.




Un par de veces nos tocó ver este cotorro vehículo. El primero que vimos iba lleno de españoles que cantaban, 'qué viiivaaa Españaaa...'


La locura naranja, con el Mundial.


Otro día, el picnic lo hicimos en el Red Light, con la vitrina frente a nosotros. En cierto momento, llegaron cuatro chavos jóvenes, le preguntaron a esta chica cuánto cobraba y luego se fueron a un lado a hacer cuentas. Sólo les alcanzaba para uno, así que entre todos eligieron al afortunado, que tomó el dinero y entró. Catorce minutos después, salió con una gran sonrisa, la cara roja (¿por el esfuerzo?), a recibir palmadas y felicitaciones de sus compañeros. (Mientras tanto, en la ventana de al lado entró un chavo más maduro, que iba a lo que iba. Él tardó siete minutos.)


En la coffeeshop 'Baloo', lo más vital mamá naturaleza te lo da.


Made in Mexico!



Por ahí anduvimos aquél día en que Holanda sacó a Brasil de la competencia. Como los brasileños ya llevaban listos sus tambores para celebrar, fueron buenos perdedores y les armaron un rato de fiesta en la calle a los holandeses.



Uno de esos días nos tocó ver en una coffeeshop a la familia más cool del mundo: papá, mamá, hijo e hija llegaron, se instalaron en una de las mesitas de afuera, se compraron sus 4 tazas de té y un churro para rolar. Cada que uno fumaba, otro le tomaba una foto. ¿Así o más alivianados?

¡Rentamos bicicletas! Uno de los días más divertidos de este viaje.


Este hombre lo sabe tooodo acerca de las pianolas.


Es una pianolista profesional. Se echó una de Beethoven.






Haz de cuenta que nací en bicicleta.

La biblioteca de Amsterdam.


La vista desde arriba de la biblioteca.


¿A poco no nos vemos monos?


Las típicas ventanitas en las que echas una moneda para sacar un bocadillo caliente y muy empanizado y grasoso. ¡Horrible!


Nosotros las probamos para que ustedes no tengan que hacerlo.

3 comentarios:

  1. y los molinos!??
    haha pero que bonito se por alla en serio.. como bien dice nada es feo.. a exepcion del queso que se ve feo... (que igual casi ni como queso ja)

    Y yo quiero unos papas como los que vieron ahi. jaja

    Bueno sigan disfutando.. aca amenzan lluvias de nuevo.. ahora mas leves pero como quiera YAAA fue mucho!

    PD: me mandan unos suceos?? si hay con el dibujo de Eddie mejor. soy 3 jaja!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Siete minutos!! jajajajajajaajajaja...

    Esos del carrito nomas se van haciendo pendejos.. ja...

    MUUUAAKKKKKKKKKKKKKS

    ResponderEliminar
  3. resulta que ese carrito es una especie de bar móvil... ahí va la gente con su vasito, muy cotorro

    ResponderEliminar